Es difícil de decir

Esa palabra tuvo que haber salido a tiempo, justo en el momento en el que ella te miraba, esa fracción de segundo en que alcanzó la punta de tu lengua, se dispuso a ser escuchada, más allá del silencio, el mismo silencio que moja de nuevo los ojos de ella, antes de que cierre la puerta tras de sí, esta vez por última vez, demasiado tarde. Por eso, de nada vale que ahora la digas y repitas una y otra vez en la casa ya vacía, esa palabra, la misma que un instante antes pudo hacerlo regresar todo, cuando ahora da lo mismo que el silencio, el rencor y la decepción que se fueron con ella.

Imagen

Publicado en la revista “Aurora Boreal”. http://www.auroraboreal.net/literatura/mini-relato/1744-minirrelatos-de-felix-terrones

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s